viernes, 13 de marzo de 2015

SER MAMÁ A UNA EDAD AVANZADA


En relacion con el articulo que hemos retwitteado para vosotr@os del ultimo numero de la revista Muy Interesante aqui os dejamos de nuevo el post que escribimos nosotros a este respecto hace tiempo. Espero que os guste.

En nuestros días cada vez más mujeres elijen posponer la maternidad hasta que están en los 30 o incluso después. El cambio de ritmo de vida, la incorporación de la mujer al mundo laboral y las nuevas posibilidades de reproducción asistida hacen que cada vez las nuevas madres sean “más viejas”. Otras en cambio se ven forzadas a este retraso en el comienzo de su maternidad al tener problemas para concebir o sufrir uno o más abortos. ¿Qué influencia tiene la edad de la madre en el embarazo?  ¿Supone algún riesgo para el bebé? , ¿Para la madre?  Y quizá la pregunta que más está en boca de todos ¿Dónde está el límite?

Ventajas de ser una mamá madura:
-        Normalmente las mamás maduras se cuidan más (tienen un estilo de vida más sano, haciendo más ejercicio y comiendo mejor)
-        Tendrás más confianza en ti misma a la hora de tomar decisiones, como si someterte o no a determinadas pruebas (como por ejemplo la amniocentesis).
-        Estarás más preparada para tener un hijo ya que en otros aspectos ya te sientes realizada.
-        Hay estudios que muestran que las mamas maduras son más tranquilas y suelen encontrar tiempo para disfrutar de sus hijos. También que  suelen dar más el pecho y sus hijos suelen tener mejores resultados académicos.
-        También hay otros estudios según los cuales las mujeres de mayor edad tienen una percepción de sus cuerpos más positiva y llevan mejor los síntomas del embarazo

Problemillas de ser una mamá madura:
-        Te sentirás mas cansada durante el embarazo que una mujer más joven
-        Te costara más adaptarte a los cambios que se están produciendo en tu cuerpo por lo que es importante que sobre todo durante el primer trimestre descanses mucho.
-        Las mujeres más maduras puede que tengan más seguridad económica y tengan relaciones sentimentales más estables, pero seguramente tendrán niveles de ansiedad más altos durante el embarazo y el parto especialmente si se han sometido a tratamientos de fertilidad. Esto puede, claro está, ser un reflejo del dicho “cuanto más viejo eres más sabes”

Riesgo de complicaciones durante el embarazo:
Aunque muchas madres maduras tienen un embarazo sin complicaciones está demostrado que las mamás maduras tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud como diabetes o hipertensión.  También es más probable que sufran abortos o embarazos ectópicos así como complicaciones del embarazo como pueden ser la diabetes gestacional, la preclamsia, la placenta previa o un parto prematuro.
La incidencia de enfermedades previas al embarazo aumenta de un 5.5% en mujeres con edades inferiores a los 29 años a un 11.8% en mujeres con más de 35 años.  La incidencia de complicaciones durante el embarazo aumenta desde un 10.43% para mujeres en edades comprendidas entre los 20-29 años a un 19.29% en mujeres entre los 35-39 años de edad.

Relación de la edad de la madre con el parto:
Muchos estudios han demostrado que con el aumento de la edad de la madre también aumenta el riesgo de necesitar inducción del parto, anestesia epidural o parto instrumental y, prácticamente todos los estudios indican que aumenta el número de cesáreas. El problema es que este aumento no parece estar relacionado con ningún problema concreto. Esto lleva a preguntarse ¿Cuánta de esta intervención es necesaria y cuanta causada por la percepción general de que las madres “mayores” son “alto riesgo”?

¿Cuáles son los riesgos para el bebé?
Los bebes de este tipo de mamas tampoco están libres de riesgo, no se sabe bien la explicación pero se ha demostrado que más bebes mueren intrauterina durante la última etapa del embarazo. 1 de 440 embarazos de madres mayores de 35 en comparación con 1 de cada 1000 embarazos en madres más jóvenes. Por este motivo es probable que los profesionales sanitarios encargados del cuidado de tu embarazo te vigilen un poco más en las últimas semanas de gestación.
También es ampliamente conocido que los bebés de mamás maduras tienen más  riesgo de tener Síndrome de Down. Cuando una mujer tiene 40 años el riesgo es de 1 de cada 60 bebés  comparado con 1 de cada 1500 cuando tiene 25 años. Existen otros problemas cromosómicos que también tienen más riesgo de ocurrir en madres mayores (el síndrome de Patau, el síndrome de Edward…)
Es importante recordar que, a pesar de un mayor riesgo de problemas cromosómicos, la mayoría de los bebes de mamás maduras nacen sanos y que hay muchos estudios que sugieren que los bebés de estas madres no tienen mayor riesgo de problemas durante el parto.

CUIDADOS PRECONCEPCIONALES
Una de las ventajas de ser una mamá madura es que, en la mayoría de los casos, es un bebé buscado lo que supone que los padres se pueden preparar para estar en las mejores condiciones físicas y psicológicas a la hora de tener a su bebé. Aquí es donde entran en juego los cuidados preconcepcionales.

¿En qué consisten los cuidados preconcepcionales?

La salud preconcepcional es la salud de una mujer antes de quedarse embarazada. Esto supone saber cómo problemas de salud o factores de riesgo que la futura mama pueda tener la afectarían, no solo a ella, sino también al bebé que espera tener si se queda embarazada.
Hay medicinas, comidas o hábitos que pueden hacer daño al futuro bebé, incluso antes de que haya sido concebido. También hay determinados problemas de salud, como la diabetes por ejemplo, que afectan al bebé y al embarazo. Otras son el asma, la obesidad o la epilepsia.
Los cuidados preconcepcionales pueden mejorar tus posibilidades de quedarte embarazada y el que tengas un embarazo y un bebé sano.
Los cuidados preconcepcionales deberían comenzar al menos tres meses antes de quedarte embarazada aunque algunas mujeres necesitan más tiempo para que su cuerpo esté preparado para un embarazo. Es importante que en los cuidados preconcepcionales incluyas a tu pareja, él también pone “su granito de arena” en la concepción de tu bebé.
Así que ya sabes, si estáis pensando en tener un bebé hablar con algún profesional sanitario (vuestro médico de cabecera, tu ginecólogo, enfermera o matrona) que seguro que os pueden dar toda la información que necesitéis o indicaros como conseguirla.
Nos gustaría subrayar que los cuidados preconcepcionales no son solo para mamás maduras sino que son recomendables para todos aquellos de vosotros que estéis pensando en tener un bebé y, como ya hemos mencionado, son especialmente importante si ya tenéis alguna enfermedad de base independientemente de vuestra edad.

¿MAMÁS MADURAS?: MADRES O ABUELAS
Todos estos avances tanto en técnicas de reproducción como en tratamientos y medicación para asegurar la salud de la madre y el bebé durante el embarazo están llevando a que cada vez más mujeres no solo superen la temida barrera de los 35 para tener hijos sino que lo extiendan más allá de la menopausia y de lo que, hasta ahora, era conocida como la edad de las abuelas. Recientemente se han conocido nuevos casos de mujeres que se han quedado embarazadas entradas ya en los 60.
¿Cuáles son las consecuencias de estos embarazos? Es la pregunta en boca de muchos.
No son solo las posibles consecuencias físicas para madre y bebé también hay que considerar otros factores, aquí os dejamos algunos para que reflexionéis y nos deis vuestra opinión:
  • -        En la actualidad la esperanza de vida de las mujeres esta en torno a los 85 con lo cual ¿es justo que se condene al bebé desde su nacimiento a perder a su madre a una edad temprana? ¿Quién tendría que hacerse cargo del bebé en el caso del fallecimiento de la madre?
  • -        Cuáles pueden ser las repercusiones psicológicas para el niño
  • -        Son estas mujeres egoístas o se debe respetar el derecho de la mujer a tener hijos cuando quiera y esté preparada

1 comentario:

  1. Si tenemos alguna duda es bueno visitar a especialistas para que nos echen un cable, solo con ser madres a edades avanzadas ya implican muchos más posibles problemas así que es bueno estar asesoradas, enhorabuena por el blog Marta!

    ResponderEliminar